¿Todavía no estás en las redes sociales?

Las redes sociales no dejan de crecer. A fecha de enero de 2018, Facebook contaba con más de 2.100 millones de usuarios en todo el mundo. A su vez, Youtube tenía 1.500 millones de personas registradas y en Instagram había unos 800 millones de usuarios.

Estos son solo algunos datos de las más populares, pero existe un sinfín de redes sociales con varios millones de usuarios cada una de ellas. Twitter, LinkedIn, Pinterest, Tumblr, Ozone, Reddit… Son solo algunos ejemplos.

De hecho, es probable que tú mismo seas usuario de alguna de estas redes sociales. Probablemente, tendrás varios centenares de amigos o seguidores, la mayoría de los cuales ven a diario tus publicaciones, a la vez que tú ves las de ellos.

Al mismo tiempo, seguramente habrás compartido alguna publicación de otra persona en alguna ocasión. En ese caso, sabrás que, a través del acto de compartir una publicación, es fácil que esta acabe teniendo un alcance de varios miles o incluso millones de personas.

¿Te das cuenta ahora del potencial de las redes sociales para las empresas? Si la publicación de una persona cualquiera puede llegar a millones de personas, imagínate el alcance que puede tener una estrategia de marketing en redes sociales bien implementada.

Ya tengo una página web y un blog. ¿Por qué debería estar presente también en las redes sociales?

Precisamente porque las redes sociales te permitirán aumentar el tráfico hacia tu página web y mucha más gente leerá tu blog. El uso de enlaces hará que todos aquellos a quienes les gusten tus publicaciones acudan a tu página web o blog para saber más sobre ti.

Un uso adecuado de las redes sociales reforzará tu marca y conseguirá que personas que no te conocían, ahora sepan que existes y tengan ganas de saber más cosas sobre tu empresa. Y debes recordar que cada persona nueva que se interese en tu marca es un cliente potencial.

Además, las redes sociales te permiten mantener un feed-back constante con tus clientes. A través de las redes sociales, podrás resolver dudas y responder a las críticas de forma fácil y rápida, lo que te dará una presencia mayor y tus clientes se sentirán bien atendidos.

Las redes sociales también son un buen terreno para recoger datos sobre tus clientes, tus clientes potenciales y la competencia. Toda esta información te puede servir para realizar estudios de mercado e identificar nuevas oportunidades de negocio de forma muy barata.

Está bien. Ahora que he creado varias cuentas en las redes sociales, ¿qué debo hacer?

En realidad, usar las redes sociales no es difícil. Miles de millones de personas las utilizan a diario. Lo complicado es ofrecer contenido de calidad de forma regular para que los usuarios se interesen por tu marca.

Pongamos un ejemplo para entender cómo funcionan las redes sociales.

Imagina que eres un chaval de instituto que quiere ser muy popular. Para ello, montas una fiesta en tu casa y quieres que venga todo tu instituto.

Como no tienes forma de decírselo a todo el mundo, les dices a tus amigos que va a ser la mejor fiesta que hayan visto jamás y que corran la voz. Tus amigos se lo cuentan a sus colegas, ellos a sus otros amigos, y así hasta que todos en el instituto saben acerca de la fiesta.

De golpe, todo el instituto quiere ir a esa fiesta y, si esta es de verdad la mejor fiesta a la que hayan ido jamás, todos querrán ser tus amigos para ser los primeros en enterarse cuando celebres la próxima. En un momento, te has convertido en el chaval más popular del instituto.

Del mismo modo que en el ejemplo, no basta con vender un producto. En las redes sociales debes ofrecer algo que enganche a los posibles clientes. Debes hacer que queden muy satisfechos con tu aportación para que estén atentos y quieran ser los primeros en ver la próxima.

Para ello, puedes ofrecer informaciones curiosas y consejos, promocionar ofertas y chollos, o incluso realizar sorteos.

 Además, el lenguaje que emplees debe ser directo y conciso. Por muy interesante que sea lo que publiques, si lo difundes como si fueras una enciclopedia, el cliente perderá todo su interés. Usa un lenguaje similar al que emplearías cuando hablaras con alguien cercano.

¡Y lo más importante! Una vez empieces, no debes parar. Tu éxito en las redes sociales se mantendrá mientras mantengas el ritmo de publicaciones al que tienes acostumbrados a tus clientes. Si abandonas o bajas el ritmo, muchos clientes perderán el interés en tu marca.

Volvamos al ejemplo anterior. Si después de estar un tiempo siendo el chico más popular del instituto gracias a tus fiestas, de golpe dejas de hacerlas, lo más probable es que tus amigos dejen de serlo y quizás incluso se molesten contigo.

Lo mismo ocurre en las redes sociales. Debes ser activo y regular para mantener el interés en tu empresa. De lo contrario, los usuarios lo notarán y es posible que dejen de ser tus clientes para pasarse a la competencia.

¡Pero el mantenimiento de las redes sociales requiere mucho tiempo y esfuerzo!

Desde luego. Por eso mismo muchas grandes empresas, instituciones y grandes personalidades contratan a expertos en redes sociales o Community Managers para que se encarguen de ello.

En posicionamientoseo.guru somos expertos en redes sociales. Sabemos cómo funcionan y qué hay que hacer para convertirse en el “chaval más popular del instituto”.

Trabajamos con Twitter, Facebook, Instagram, Google+, Linkedin, Pinterest, Flickr, Youtube, Tuenti, Digg… ¡y muchas más! Déjanos a nosotros el manejo de tus redes sociales y observa cómo aumentan tus clientes de forma exponencial.

Entra en nuestra página web e infórmate sobre los servicios que ofrecemos. Visítanos en posicionamientoseo.guru.

Y si te ha gustado, ¡compártelo!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
Abrir chat
¿Cómo podemos ayudarte?
Powered by